domingo, 19 de junio de 2016

Como educar en la etapa de guardería ?





5 errores que cometes cuando educas a un niño en edad de guardería (1 a 3 años):


  
  
          

Educar a los niños no es una tarea sencilla. Por más que corrijas con disciplina positiva, cometerás errores. En ese constante aprendizaje hasta llegas a preguntarte si lo estás haciendo bien, si debiste haberle castigado por el berrinche que recién protagonizó o cómo puedes hacer para que te obedezca.

Si eres mamá de un hijo de 2 a 3/4 años, es probable que cometas estos errores al educarlo. Te decimos cómo resolverlos.

1. No pones normas claras

Quizás tu hijo sabe que luego de recogerlo de la escuela debe comer y hacer una serie de cosas que se repiten a diario, pero nunca le explicaste el por qué.
Imponer reglas en casa y fuera de ella es crucial. Nuestra psicóloga de referencia explica que los niños deben cumplir normas para que sepan hacia dónde van y que harán que la convivencia sea más sencilla. En ellas debes incluir tareas domésticas, así como cumplir con los horarios de comidas.




Al mencionar las reglas de casa explícaselas con lenguaje sencillo y adaptado a su edad. Asegúrate de que entienda lo que debe hacer y lo que no.

Enriquece día a día su lenguaje, no utilices siempre las mismas palabras básicas.

2. Madre y padre con opiniones distintas

Las contradicciones provocan problemas. Tanto tú como tu pareja se desautorizan frente al niño. Ellos son sumamente inteligentes y aprenden a usar ese “arma” a su favor.
Si en algún momento no tienes la respuesta, no le pidas a tu hijo que le consulte a su papá. El método correcto es “mi amor, lo hablaré con tu papá y más tarde te daremos una respuesta”. Así no quedarás como la buena o la mala.



3. Consentimiento extremo

Que tu amor de madre no se convierta en consentimientos extremos. Tu afán de evitar que se lastime o sufra no puede impedir que aprenda a vivir. No será bueno para él ser egoísta, demandante, caprichoso, envidioso o poco tolerante.

4. ¿Por qué no eres como tu hermano?, ¿es muy difícil para ti ser como tu primo? Mamá, deja ya de comparar. Lo único que generas es una baja autoestima, envidia y celos.

Y no creas que hablas con otro adulto delante del niño sobre él que "el no se entera", los niños son "todo oídos" y tanto para bien como para mal puede influenciarles tus conversaciones si están presentes.


En lugar decir: “Tú siempre terminas tus tareas, a diferencia de tu hermano”, mejor dile a tu pequeño: “Sé que has hecho tus quehaceres de la escuela”. O “tu camisa está sucia, ¿Por qué será que no eres más obediente como tu compañero de clase”, es preferible que le expreses: “que bien que has hecho lo que mamá te ha pedido enseguida” "bravo que listo eres, que pronto aprendes, cuando prestas atención"

5.  No das el ejemplo

Uno de los peores errores que cometes es no dar ejemplo. Le pides que deje de pelear o de estar siempre pidiendo las cosas lloriqueando….pero tú lo haces con su papá y el contigo. Debéis pensar que transmitimos a nuestros hijos patrones de conducta. ¿Entonces?






Son cinco ejemplos básicos, pero te serán de gran ayuda si los practicas. Agradeceremos tus comentarios en cuanto obtengas algunos resultados.

                            Psico qué.Org


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, una vez pasado el criterio de selección si Vd. lo desea se hará público en el blog.

PSICO QUÉ?.org